3-0. La pegada del Atlético noquea al Eibar

El Atlético de Madrid encarriló con su pegada ofensiva y una ventaja de 3-0 su clasificación para semifinales de la Copa del Rey frente al Eibar, al que doblegó con un fenomenal porcentaje de acierto en ataque, tres goles en otras tantas ocasiones, a la espera del duelo de vuelta en Ipurúa. Primero Griezmann, antes de la media hora, y después su compatriota Kevin Gameiro y Ángel Correa, en la segunda parte, reafirmaron la condición de favorito del equipo rojiblanco, sin apenas sobresaltos atrás, concreto en el área rival y listo para aprovechar cada concesión defensiva del equipo armero.

La primera ocasión fue del equipo vasco, una carrera al contragolpe prácticamente desde su área de Bebé, culminada con un derechazo cruzado lejano. Yoel, el guardameta del Eibar, sufrió a balón parado. Primero en un gol anulado por fuera de juego a Savic y luego cuando una salida en falso, horrorosa, a una falta bombeada de Koke la tocó Giménez y la culminó Griezmann en el 1-0. Mientras el Atlético recupera su juego, más convincente y una solvencia defensiva alterada mínimamente por su rival, la pegada resuelve sus partidos. Ha ganado seis de sus siete choques más recientes