El referéndum de Puigdemont

Puigdemont y Junqueras demandan un acuerdo para celebrar un referéndum en Cataluña al más puro estilo Escocés. No sólo el Gobierno, sino también Ciudadanos y PSOE se oponen en rotundo a un proceso “acordado” ya que en la constitución española no tiene cabida un “referéndum de determinación”.

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del gobierno ha sido clara y tajante en sus declaraciones “Ni se pide ni se ofrece diálogo, se exige un referéndum contrario a la Constitución, que además privaría al conjunto de los españoles de su capacidad para opinar sobre lo que quieren que sea el conjunto de la nación española”.

Por su parte, Puigdemont ha solicitado al Senado sus instalaciones para celebrar una conferencia el próximo 24 de abril sobre el proceso soberanista catalán y el referéndum. Será la próxima semana cuando la “Mesa” tome una decisión al respecto, ya que por cuestión de fechas y registro ha sido imposible incluir dicha solicitud en el orden del día de hoy.

Ante el desafío soberanista, al que pocos caminos quedan ya que explorar, plantan cara también miles de catalanes que han querido mostrar ese otro punto de vista que también existe en Cataluña. Convocados por la Societat Civil Catalana (SCC) y bajo el lema Aturem el cop separatista salieron a la calle el pasado fin de semana entre 6.500 (Fuentes del ayuntamiento) y 15.000 (Fuentes de la organización) personas en clara manifestación contra el plan independentista.