Ferran Adrià daría de comer a Trump pero dudaría a la hora de sentarse con él

14851888326819

“El tiempo que tengo en mi vida prefiero destinarlo a cosas que yo puedo arreglar; no voy a cambiar el país, prefiero, en mi caso, dedicar el tiempo a la innovación”, ha dicho el prestigioso chef.

Ferran Adrià, considerado como uno de los cocineros más prestigiosos del mundo, ha afirmado hoy que él sí daría de comer al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “como a todo el mundo que pague”, aunque ha precisado que, sin embargo, dudaría de comer junto a él.

“Si me preguntas que si me cae muy bien, la respuesta es no”, ha indicado sobre la figura del mandatario estadounidense, que mantiene un litigio con el chef asturiano afincado en Washington José Andrés, al que considera como un hermano.

En una entrevista concedida a Efe, Adrià ha indicado que no entra nunca en temas políticos, porque ha confesado que no es que le aburra o que no confíe, sino “lo siguiente”.

“El tiempo que tengo en mi vida prefiero destinarlo a cosas que yo puedo arreglar; no voy a cambiar el país, prefiero, en mi caso, dedicar el tiempo a la innovación”, ha subrayado.

El conocido chef ha presentado en el Centro Oscar Niemeyer de Avilés su aplicación para cocinar en familia “Tu cuento en una cocina”, en un acto organizado por Telefónica, en el que diez familias tendrán esta tarde la ocasión de cocinar con él.

El proyecto, consistente en hacer comprensible la cocina a padres e hijos, permite convertir cada receta en un cómic personalizado inspirado en los mundos de Disney, Pixar, Marvel y Star Wars.

El copropietario del desaparecido restaurante español El Bulli, galardonado con los más prestigiosos premios internacionales, asegura que tiene planificada su vida profesional para los próximos veinte o veinticinco años, “que es como trabajan los grandes centros de investigación”.

“El tema más importe de El Bulli fue que hicimos pensar a los profesionales, y el más importe de ‘Tu cuento en la cocina’ es hacer pensar a la gente que cocina en casa, tanto niños como papás”, ha explicado.

Experimentación

Quiere que su próximo proyecto, el denominado 1846, que dará comienzo el año que viene en la cala Montjoi, se mantenga el máximo de años activo “no sólo como un espacio museístico, sino como un centro de experimentación con una gran planificación y una gran estrategia”.

“No soy un falso modesto y lo que hemos hecho en El Bulli fue cambiar la manera de pensar alrededor de la comida en el mundo, pero la gente que me conoce sabe que a estas alturas no se me van a subir los humos”, ha declarado.

Sobre algunas voces críticas, que considera enmarcadas en el populismo, y que cuestionan la alta cocina y su sofisticación, en un mundo en el que una parte de la población pasa hambre, directamente las rechaza con firmeza. “A mí me viene alguien con eso, que es el populismo más barato del mundo, y le insulto directamente”, ha recalcado.

Además de cocinar con diez familias, la Fundación Telefónica, en colaboración con el Parque Científico Tecnológico Avilés Isla de la Innovación, ha organizado un Taller de Emprendimiento e Innovación, destinado a 40 personas, liderado por Ferran Adrià.