La memoria de Johan Cruyff

Se cumple un año de la muerte de Cruyff y sigue muy presente entre todos nosotros, el jugador, el hombre, el entrenador que nos dejo como legado una forma de hacer y entender fútbol.

Cosas de la vida, Agustí Montal, aquel ex presidente de la etapa franquista culpable de la llegada de Cruyff al Barça, ha fallecido de forma inesperada esta semana, obligando a aplazar el homenaje previsto y no falto de polémica.

Era octubre de 1973 cuando el holandés debutara en el Barça frente al Granada, comenzó la historia del mito, ni un partido perdido hasta que tenían ganada la liga. una liga que sabía a gloria, 15 años después de sequía de títulos.

Johan Cruyff “El Flaco” fue un adelantado a su tiempo, como jugador y mucho más como entrenador, aunque no a todos les gustó la forma en que decía y hacía las cosas. El mejor jugador europeo de la historia, una de las grandes leyendas del futbol mundial aún expande su legado.

Un legado que no queda sólo en la Fundación Cruyff, fundada en 1997 y a la que se dedicó en cuerpo y alma, una fundación nacida para hacer del deporte no sólo algo divertido y sano sino también un elemento esencial para el desarrollo de los niños, sobre todo, los que más lo necesitan.

“Si puedes hacer algo por otra persona, debes hacerlo”

Un legado que a lo largo y ancho del planeta, continúa no sólo vivo sino en expansión. Son cientos los “mejores jugadores” que bebieron de su proyecto, su visión, su filosofía,… y hoy la traspasan a otros jugadores, otros clubes, otros países, otros hemisferios,…

Nosotros hoy, queremos hacer un pequeño homenaje, una pequeña recopilación de esas frases que también son un legado

“Cuando salgáis al campo mirad la grada, que todo eso lo han hecho para vosotros. Así que salid al campo y disfrutad”

“Es todo muy sencillo: si marcas uno más que tu oponente, ganas”

“El dinero debe estar en el campo, no en el banco”

“En el mundo de los ciegos el tuerto es el rey, pero sigue siendo tuerto”